Reciclaje de juguetes

Antes de reciclar un juguete, siempre se debe ver si existe la posibilidad de donarlo. Si su estado no lo permite, se puede pensar en el reciclaje.

9 de cada 10 juguetes viejos terminarán en los vertederos, en muchos casos con baterías que contienen metales pesados y otras sustancias contaminantes. A juguete puesto, juguete muerto. Nuestros niños renuevan su parque juguetero a velocidad de vértigo, y la pasión por los nuevos hace que olviden y desechen sin contemplaciones los juguetes viejos. Unos juguetes que en muchos casos son aparatos con tecnología compleja y baterías altamente contaminantes, que no reciclamos de manera adecuada.

Hasta un 90% de esos viejos juguetes que los hogares acumulan en cajones, armarios y alacenas irán al cubo de la basura y desde allí a los vertederos. A casi nadie se le pasa por la cabeza que esos juguetes tecnificados, muy a menudo elaborados con plásticos de muy lenta degradación y con presencia de ftalatos, acabarán siendo un foco de contaminación, en especial en las grandes ciudades.

Algunos expertos intentan advertirnos de una epidemia que amenaza a los niños y niñas en los primeros años de sus vidas. Cada vez hay más estudios concluyentes que afirman que el uso abusivo de las pantallas de móvil y tabletas puede provocar trastornos del lenguaje y el sueño en los más pequeños; además del aislamiento y la baja tolerancia a la frustración que provoca. Cada vez hay más colectivos de pediatras, logopedas y psicólogos, que piden a las autoridades que hagan campañas para informar de los efectos de la sobreexposición de los niños a las pantallas como se hace con las adicciones al alcohol, el tabaco y las drogas.

Fuente https://www.cnnchile.com/tende...